Categorías
Seguro

Te interesa saber esto sobre los seguros para autos eléctricos

La llegada de los automóviles eléctricos ha influído indefectiblemente en el mundo de las pólizas de seguros, en vista de que estos vehículos también requieren ser amparados de manera tal que puedan circular por calles y autopistas sin inconvenientes.

Como el resto de los vehículos, los eléctricos deben comprar, al menos, el seguro de Responsabilidad Civil. Además las coberturas coinciden, en la mayoría de las cláusulas, con la de los autos tradicionales. 

Sin embargo, la novedad radica en que los autos eléctricos necesitan algunas coberturas específicas relacionadas con las características propias de un vehículo de este tipo.

Si bien todo dependerá de la póliza elegida y de la compañía, existen coberturas fundamentales para los vehículos eléctricos, por ejemplo: robo del cable de carga y la de asistencia por fallo de la batería.

La protección de este cable es fundamental porque es imprescindible para el correcto funcionamiento del vehículo, ya que en caso de descarga, sólo puede hacerse a través de él. Adicionalmente, es un elemento cuyo coste es bastante elevado, por lo que tenerlo asegurado es prioridad.  

Elegir el seguro para tu vehículo eléctrico también implica leer las letras pequeñas, puesto que la idea es comprar una póliza que:

1) Tenga un precio justo dentro del mercado y por tanto sea acorde a tu capacidad de pago. 

2) Incluya las coberturas básicas y las específicas que verdaderamente necesites para este tipo de auto.

3) Ofrezca un servicio técnico que se ocupe también de los problemas relacionados con la batería, la fuente de energía del coche y las averías que pueda experimentar, no sólo la descarga.

4) Proporcione transporte del vehículo hasta un punto de recarga o facilite la asistencia de un auto de recarga móvil.

5) Cuente con la asistencia en carretera desde el kilómetro cero en caso de que la batería falle.

6) Posea servicio de atención al cliente para consultar los puntos de recarga más cercanos a la posición del usuario.

Aunque se trata de una categoría de seguros prácticamente nueva, las empresas han rediseñado sus propuestas y la mayoría están ofertando pólizas para vehículos eléctricos.

Los costos varían de acuerdo a las garantías que ofrecen y aún está en revisión cuáles otros elementos podrían sumarse al condicionado de estas pólizas.

Inicialmente, se planteó que los costos de estos seguros serían elevados, sin embargo las compañías han ajustado progresivamente sus importes, considerando que las proyecciones apuntan a un incremento sustancial del uso de estos automóviles.

Lo que se recomienda en estos casos es utilizar los simuladores de seguros disponibles en distintas páginas web a fin de conocer la oferta de las empresas, los costos y condiciones, y poder comparar entre las aseguradoras para encontrar la que ofrezca el mejor equilibrio entre el costo y el servicio de protección que ofrecen.

Visita nuesta página Web: https://www.acasioinsurance.com/ 

O escríbenos por E-Mail: acasioinsurance@gmail.com 
También puedes seguirnos por Instagram: https://www.instagram.com/acasioinsurance

Categorías
Seguro

Estas situaciones nunca las cubrirá tu seguro

Los seguros cubren casi todo, pero existen situaciones que nunca serán consideradas en la póliza, en vista de que están en su mayoría relacionadas con las responsabilidad del tomador y derivan del desconocimiento de las limitaciones y excepciones del condicionado de la póliza.

En este sentido, es necesario tener claro hasta dónde llega la responsabilidad de la aseguradora y en cuáles aspectos será negada una indemnización o sólo se asumirán pagos parciales.

Es cierto que existen los seguros a todo riesgo y sus coberturas son amplias e incluyen circunstancias que una póliza regular no contempla, pero también es cierto que las primas de esta clase de pólizas se encuentran entre las más elevadas del mercado.

A continuación enumeramos nueve situaciones en las que tu seguro no te ofrecerá cobertura:

1) Consumo de alcohol al momento del siniestro: si la aseguradora determina durante el peritaje de un incidente vial que al momento de su ocurrencia estabas bajo los efectos de bebidas alcohólicas no cubrirá los daños causados. En caso de que lo haga, posteriormente te reclamará el pago del importe invertido.

2) Modificaciones no autorizadas en el vehículo: si realizas algún cambio a tu vehículo que implique la adición de un componente no legal o que no haya sido aprobado por la aseguradora, es posible que la empresa use esto como una razón para no garantizar la cobertura. Dentro de los elementos adicionales que el seguro no reconoce se encuentran, por ejemplo: volantes o asientos de competición, sistemas de escape poco restrictivos, sistemas de combustible no convencionales, entre otros.

3) Consumo de medicamentos o drogas: si al momento del incidente se detecta que el usuario ha consumido medicamentos que puedan alterar las capacidades para conducir o ha ingerido drogas, es muy posible que no puedas aprovechar la póliza en caso de accidentes.

4) Catástrofe natural, guerra o accidente nuclear: la mayoría de las aseguradoras excluyen (así se posea una póliza a todo riesgo) la indemnización por inundación, terremoto, erupción volcánica, ciclones, terrorismo, motines, manifestaciones o huelgas y también de hechos declarados como ‘catástrofe o calamidad nacional’ o si ocurre un accidente nuclear.

5) Participación en carreras de autos: si tu vehículo sufre algún daño a consecuencia de participar en una carrera de autos o en pruebas de circuito, y no posee póliza específica para estos casos, o si estuviste involucrado en carreras ilegales, la empresa aseguradora puede abstenerse de pagar indemnización.

6) Conducir por vías no aptas para el tráfico: en caso de que el accidente ocurra en una vía no asfaltada, por caminos de tierra, campos y vías que no están construidas o poseen señalización colocada por un organismo oficial, la mayoría de las compañías de seguros no te garantizan asistencia médica o cobertura de daños ocasionados en el coche.

7) Transportar más pasajeros o carga de la permitida: si posees un vehículo apto para transportar cinco personas y al momento del incidente viajan seis o más, o si en el auto se trasladan cargas no permitidas, de mucho peso, o que ameritan un transporte especial, la empresa podrá poner objeciones para el pago de la indemnización.

8) Omisión de ayuda a un accidentado: ninguna compañía asumirá el arreglo de los daños de tu automóvil si provocas un siniestro y no prestas ayuda a los accidentados,  por ejemplo: si no auxilias a un peatón que has atropellado o huyes del lugar en el que ocurrieron los hechos. El fundamento de la aseguradora será que se está cometiendo un delito, en lo que tiene  razón, puesto que la omisión de asistencia puede acarrear consecuencias penales y multas.  

9) Reposición de muebles si tienes un hurón: en el área de seguros de hogar, si tienes por mascota un hurón, la aseguradora no se hará responsable por daños que este animal haya causado a los muebles. La razón principal es que los hurones no están identificados como animales de compañía. 

En la mayoría de los condicionados de los seguros de hogar en los que se incluyen  mascotas, cuando se habla de la cobertura de responsabilidad civil e incluyen los daños causados por animales de compañía se habla de perros, gatos, aves, roedores en jaulas, peces y tortugas. Algunos seguros específicos para mascotas dejan fuera todo lo que no sea un perro o un gato.

La recomendación habitual es revisar con detenimiento el condicionado de la póliza y, en caso de no entenderlo, solicitar al personal de la empresa una explicación ampliada de las coberturas y exclusiones.

Además, es importante tener en cuenta que si se incurre en hechos que son ampliamente conocidos como faltas no indemnizables por parte de un seguro, resultará prácticamente infructuoso solicitar cobertura o pago de dicho accidente a la empresa aseguradora.

Visita nuesta página web: https://www.acasioinsurance.com/ escríbenos por E-Mail: acasioinsurance@gmail.com 
También puedes seguirnos por Instagram: https://www.instagram.com/acasioinsurance

Categorías
Seguro

Lo que esconden las letras pequeñas de las pólizas de seguro

¿Alguna vez has leído completamente el contrato de tu seguro? ¿Has repasado con detalle las llamadas letras pequeñas? Por lo general, los usuarios no lo hacen, por lo que se recomienda conversar y aclarar con la empresa cuáles son los beneficios y cuáles son las exclusiones de tu póliza.

Fue precisamente con la llegada del covid-19 que los asegurados comenzaron a prestar más atención a la cobertura de su póliza, se interesaron por las limitaciones en caso de pandemia y comenzaron a leer con detenimiento las letras pequeñas.

Es importante conocer que el término “letra pequeña” no está contemplado dentro las especificaciones técnicas y legales de los seguros, es más bien una terminología que se ha adoptado en el argot cotidiano de los usuarios.

Históricamente, esa letra pequeña en cualquier documento ha gozado de mala reputación, puesto que se le atribuyen malas noticias, desacuerdos entre las partes, y hasta causales de conflicto y nulidad del contrato. Pero, ¿esto quiere decir que definitivamente esas letras pequeñas convierten al contrato en algo engañoso? Por supuesto que no.

La llamada letra pequeña tiene una razón para existir y no pretende de forma alguna timar a una de las partes o beneficiar a la otra. Muchas veces, si la intención de una de las partes es engañar a la otra, se produce sin que necesariamente sea consecuencia de las letras o cláusulas no consideradas.

¿Por qué la letra es tan pequeña? 

Primero, porque se trata de una gran cantidad de texto que es importante incorporar, casi siempre en una sola hoja, incluyendo el reverso. Segundo, porque estas normas que se presentan en letra tan pequeña, suelen ser comunes en muchos contratos, no son ajenas al conocimiento de los usuarios, y es posible consultarlas por otros medios.

La póliza de seguro es un contrato complejo que maneja muchas posibilidades y variantes, y su validez viene dada por la firma de las partes en el cuerpo del documento, en el que se acepta la conformidad con estas normas que también deben estar incluidas en el contrato.

Sin embargo, la mayoría de las veces, los tomadores no revisan las llamadas letras pequeñas con la atención que realmente deberían, ya sea porque estos contratos suelen usar lenguaje muy técnico o la cantidad de documentos es tan grande que no alcanzan a revisar todo.

En este sentido, se ha solicitado a las empresas de seguros que encuentren el mecanismo que les permita dar a conocer a sus clientes, de forma pedagógica, el contenido de estas letras pequeñas, lo que les permitirá actuar con transparencia ante sus usuarios.

Y muchas, a escala mundial, lo están haciendo. La meta es que que el tomador de ese contrato no llegue a firmar sin antes conocer y entender todas y cada una de las cláusulas que lo conforman.

Adicionalmente, se le recomienda al asegurado que antes de firmar aclare dudas, realice las  preguntas que considere necesarias y procure conocer de forma coherente el contenido de su póliza.

Asimismo, es valioso conozcas estas seis consideraciones sobre las letras pequeñas:

  1. La letra pequeña no encubre intenciones ocultas por parte del asegurador.
  2. El tamaño de la letra no es una acción deliberada, responde a razones de espacio y distribución del contenido.
  3. Los contratos de las empresas aseguradoras están regulados por normativas que establecen las instituciones relacionadas con esta materia en cada país, por tanto, su elaboración estará sujeta a estas normas.
  4. En la actualidad se exhorta a las aseguradoras a que publiquen las cláusulas de sus contratos en sus sitios web o encuentren la vía más idónea para que sus tomadores las conozcan.
  5. Las letras pequeñas no están destinadas sólo a contenido que beneficia a la aseguradora, de hecho, se le sugiere a los clientes que revisen cuidadosamente todo el condicionado de su póliza, puesto que allí podrán encontrar coberturas que desconocían y sus beneficios adicionales.
  6. Las letras pequeñas no invalidan el contrato, siempre y cuando sean legibles. En caso de que no se entienda su contenido por el uso de términos muy especializados, la empresa está en la obligación de ofrecer la lectura y explicación de los términos de la póliza hasta que el tomador los entienda por completo.

Si bien es deber del asegurado leer y entender las letras pequeñas para conocer a conciencia el servicio que contrató, de igual forma es esencial que las empresas: formen a sus empleados en el conocimiento de sus productos, coberturas y exclusiones y pongan con antelación todos los documentos en manos de los clientes para no apresurar la firma.

Finalmente, quienes deseen adquirir una póliza de seguros, tan importante hoy día para protección propia y de la familia, lejos de temer la firma del contrato por causa de las denominadas letras pequeñas, tienen la opción de involucrarse en el proceso de conocer el contenido de la póliza y así sacar provecho a esas cláusulas que los favorecen.

Visita nuesta página Web: https://www.acasioinsurance.com/ 

O escríbenos por E-Mail: acasioinsurance@gmail.com 

También puedes seguirnos por Instagram: https://www.instagram.com/acasioinsurance

Categorías
Seguro

Con nuevos servicios: los seguros también se han adaptado a la pandemia

La educación, las ventas, el trabajo y los servicios de salud son algunas de las áreas de la vida cotidiana que han cambiado de forma sustancial con la llegada de la pandemia causada por el covid-19. En esa misma medida, las empresas aseguradoras se han encargado de modificar sus servicios, coberturas y cláusulas de los contratos.

Han realizado un trabajo de rediseño de sus productos que contemplan, por ejemplo, pruebas gratuitas de detección del covid, ampliación de la edad máxima de contratación para seguros que establecen límites en ese aspecto y algunos han logrado fraccionar el pago, sin coste alguno para el asegurado, en las pólizas cuyo importe anual es más elevado.

Se pensaría que los cambios están dirigidos únicamente a los seguros de vida y salud, pero  se ha aplicado a distintos tipos de pólizas, llevando incluso a la flexibilización en el área de peritaje, descuentos, reducción de precios y hasta asistencia tecnológica.

Es importante recordar que todo dependerá de la empresa y de sus condiciones, el país en el que operan y el tipo de contrato que ha firmado el tomador.

A continuación, señalamos algunas de las modificaciones a sus servicios que han realizado las aseguradoras:

SEGUROS DE SALUD: lógicamente es una de las pólizas que más cambios ha experimentado, considerando que el covid-19 afecta primordialmente la salud. Por este motivo muchas compañías han lanzado promociones centradas en la detección del coronavirus: algunas regalan a todos sus asegurados dos test de antígenos y otras ofrecen pruebas PCR o serología a precios reducidos. También ofrecen alternativas en materia de atención y tratamiento.

Otra adaptación importante que han hecho prácticamente todas las empresas es el lanzamiento de aplicaciones móviles y chats de asistencia médica a través del celular, para ofrecer un servicio más rápido y eficiente a sus asegurados. 

Además de la novedad del seguro interactivo, que favorece las consultas online, se han desarrollado programas para incentivar la actividad física, que otorgan puntos y descuentos por el número de pasos dados por el asegurado o según el ejercicio diario realizado.

PAGOS FRACCIONADOS Y EVALUACIONES A DISTANCIA PARA SEGUROS DE HOGAR: a fin de facilitar la gestión de siniestros, distintas empresas han puesto en marcha un sistema de peritaje a distancia, el cual evita que un técnico asista personalmente al domicilio (y así respetar el distanciamiento social), también han permitido el fraccionamiento del pago de la prima sin recargo de costo para el asegurado.

SEGUROS DE VIAJE: la cancelación de un viaje por la pandemia se ha sumado a las reformas de los condicionados de la póliza de estos seguros. A pesar de que las pandemias aún están reflejadas como exclusiones en algunas pólizas, el covid-19 sí se ha incluido en la lista de enfermedades cubiertas. Por lo que están ofreciendo, algunas compañías, una prueba PCR gratuita o a tarifa reducida, para que sus asegurados puedan viajar tranquilos, seguros de que no están contagiados con el virus. 

También están incluyendo garantías que cubren, durante un viaje, posibles complicaciones ocasionadas por el coronavirus, por ejemplo: cobertura de gastos médicos, repatriación, pago de la PCR en el país de destino o la cancelación del viaje por haber contraído la enfermedad.

SEGUROS PARA VEHÍCULOS: ¿es posible que en pandemia también se vean afectados los seguros para vehículos? Las empresas aseguradoras han sumado esta póliza a sus planes de rediseño por lo que han ofrecido también la posibilidad de dividir en partes los pagos por la prima y además han concedido descuentos durante los meses en los que se activó el estado de alarma, en vista de que durante ese periodo miles de personas no hicieron uso de sus vehículos, por tanto no hubo riesgos evidentes para estos.

ASISTENCIA TECNOLÓGICA A DISTANCIA: si bien muchas aseguradoras han incursionado en los terrenos de la tecnología a través de servicios en línea, aplicaciones móviles, páginas web, redes sociales, entre otros, fue durante la pandemia en que estas acciones se concretaron e incrementaron. Atendiendo a la necesidad de respetar el distanciamiento social, el llamado a “quédate en casa” y a la importancia de mantenerse en contacto con los clientes para brindar servicios de calidad, comprobar pagos y ofrecer asesorías en tiempo real.

Es una realidad que las empresas aseguradoras se han adaptado a los retos que representan vivir una pandemia, tanto en el área de servicios como en la de coberturas, pero también es cierto que continúa siendo importante leer con detenimiento el contenido de las pólizas, sus beneficios y exclusiones.

La pandemia no deja de ser un riesgo más al que se enfrentan empresas y tomadores, por lo que será lo más apropiado respetar lo acordado en cada póliza, por ejemplo:  hay casos en los que el riesgo de pandemia es incluído por algunas compañías entre sus coberturas y otras que expresamente la excluyen. Es indudable que la gente ahora analiza con mayor detenimiento en los contratos vigentes y en futuras renovaciones, si el riesgo de pandemia está o no incluido.

Adicionalmente, los tomadores incluirán en sus investigaciones previas a la compra de las pólizas cuáles servicios han sido incluídos o modernizados a raíz de la pandemia y eso tendrá peso en la contratación o renovación.

Categorías
Seguro

Seguros de hogar: límites y exclusiones

Sabemos que el seguro de hogar es un contrato que permite cubrir los daños causados a tu vivienda y a los bienes que se encuentran en ella, ante distintos riesgos y circunstancias.

Sin embargo, como todas las pólizas, tiene sus excepciones. Por lo que se recomienda que antes de firmar un contrato con una aseguradora recuerdes que ningún seguro tiene garantías absolutas, sino que habitualmente cuentan con limitaciones y exclusiones.

Muchas de estas excepciones están estandarizadas entre las aseguradoras, sin embargo algunas pueden variar, por eso siempre se recomienda leer las letras pequeñas del contrato y tener claro el detalle de la cobertura.

Es importante recordar que tu seguro de hogar podrá cubrir tanto situaciones propias como las causadas a terceros.

¿Qué no cubrirá tu seguro de hogar? 

De nuevo, ten presente que esto dependerá de la empresa.

Por lo general, un seguro de hogar no cubrirá desperfectos propios del uso normal de las cosas o su falta de mantenimiento, tampoco la reparación de cualquier daño preexistente a la contratación del seguro.

Si ocurre un incidente y se demuestra que se originó por la falta de mantenimiento de las instalaciones del hogar, podrías tener obstáculos para que el seguro se haga cargo de la reparación.

Otra exclusión habitual es la protección de esos electrodomésticos que son más antiguos a lo establecido por la cobertura o los daños causados por inclemencias atmosféricas no contempladas en el contrato.

Daños eléctricos a determinados elementos de la instalación: por ejemplo de bombillas, lámparas, halógenos o fluorescentes. En el caso de que si lo incluya en la cobertura, no siempre será el 100% de la reparación.

Omisiones del asegurado: la mayoría de los Seguros de Hogar no ofrecen cobertura a riesgos que tienen más que ver con descuidos de los asegurados, que con accidentes. En la cobertura de robo suelen excluir los casos en los que se determine la responsabilidad del tomador, como dejar la puerta de la casa abierta, por ejemplo.

Tener dentro del sistema de seguridad de la vivienda una caja fuerte, puede ser un atenuante para el seguro, por lo que si aseguras un capital en joyas que normalmente se encuentran en la caja fuerte, la empresa no se hará cargo si al momento del robo se encontraban fuera de la misma.

Así como existen pólizas insólitas, algunas exenciones dentro del seguro de hogar podrían sorprenderte. Es el caso de las tuberías atascadas, muchas compañías cubren los daños que causa un atasco en la instalación doméstica, pero no cubre los gastos propios del desatasco.

Otros daños que no siempre son considerados dentro de la protección de la póliza son los producidos en bienes situados al aire libre, jardines o terrazas, por ejemplo en los muebles de jardín u otro mobiliario expuesto a condiciones climáticas.

Fenómenos meteorológicos: para las aseguradoras es determinante que la fuerza de estos elementos supere cierta intensidad establecida para que se hagan cargo de las reparaciones. Se precisa presentar un informe meteorológico que dé cuenta de las condiciones adversas que provocaron estos daños.

Cigarrillos encendidos o mal apagados: la mayoría de las aseguradoras no reconocen indemnizaciones por accidentes que hayan sido causados por un cigarrillo encendido o mal apagado.

Roturas accidentales de cristales, sanitarios o mármol: los denominados seguros de hogar básicos (que sólo cubren el incendio de la vivienda) no dan cobertura a las roturas de cristales y ventanas. En tal sentido, recomiendan la contratación de una póliza adicional que incluya estos elementos propensos a dañarse con facilidad. Esta cobertura garantiza la protección en caso de rotura de los sanitarios, la encimera o topes de cocina, los cristales de las gafas o lentes, incluso, la pantalla del teléfono celular.

Es válido reiterar que estas exclusiones antes señaladas son las más comunes, pero seguramente existen otras que varían según la empresa.

En todo caso, es importante que al momento de contratar un seguro de hogar tengas presente que te comprometes con la aseguradora a mantener tu vivienda en condiciones óptimas. 

Es recomendable que realices revisiones con la frecuencia que amerita cada área y el mantenimiento que sea necesario en todas las instalaciones de tu casa, de no ser así, en caso de siniestro es muy posible que la compañía se niegue a cubrir las reparaciones. La aseguradora podría asumir que el siniestro lo ha provocado la ausencia de mantenimiento de la vivienda o la antigüedad de los materiales, y es casi seguro que seas tú quien deba asumir el costo de los arreglos.

Para prevenir esta situación, la clave está en fijarse en los servicios que ofrece cada póliza para así contratar la mejor oferta en relación calidad/precio. 

Finalmente, a fin de evitar sorpresas asociadas a las excepciones que plantea tu seguro de hogar, te sugerimos que estés atento a dos aspectos fundamentales: cualquier exclusión debe aparecer reflejada en el contrato, fíjate bien en qué casos no estás cubierto. Comprueba los límites de indemnización fijados por siniestro y el valor de las sustituciones, en vista de que la mayoría de los seguros de hogar establecen que la compensación por un bien dañado se hace con base al valor de nuevo. 

Visita nuesta página Web: https://www.acasioinsurance.com/ 

O escríbenos por E-Mail: acasioinsurance@gmail.com 

También puedes seguirnos por Instagram: https://www.instagram.com/acasioinsurance

Categorías
Seguro

Lo que debes saber sobre las pólizas para objetos de valor

Dar por sentado que tu seguro de hogar cubrirá el costo real de un objeto considerado de valor especial es algo que no debes hacer, en vista de que sí tomará en cuenta el continente y contenido, pero posiblemente no te pague el monto esperado si no lo acordaste previamente o dejaste claro el valor de estos objetos. Dependerá de la aseguradora, sus condiciones y la información que proporciones como tomador.

¿Qué es un objeto de valor especial? Se trata de esas pertenencias que tienes en tu vivienda, que poseen un valor económico superior en comparación con el resto de objetos del contenido y que se no se consideran como parte del mobiliario común.

Entre estos objetos se cuentan: joyas, obras de arte, antigüedades de más de 100 años, tapices y alfombras, colecciones filatélicas y numismáticas, objetos elaborados en metales preciosos (que no sean joyas) como candelabros, libros de colección, manuscritos, relojes de bolsillo o plumas estilográficas, ordenadores personales, aparatos fotográficos, muebles, abrigos de piel, bicicletas y equipos de alta fidelidad, entre otros.

Podría pensarse que por estar dentro de la vivienda automáticamente ya están cubiertos por la póliza y, de hecho, lo están, pero no serán pagados con el monto esperado si no los declaras o incluyes de forma específica dentro de la póliza.

La recomendación más común es evaluar las condiciones con tu aseguradora y realizar un inventario detallado de todos los objetos que serán incluidos en la póliza.

Ten presente que estos objetos de valor especial son abarcados dentro de la cobertura de contenido, pero les será fijado un valor independiente al del contenido general de la casa. 

Cada empresa de seguros estipula cláusulas distintas, algunas hacen distinción entre las joyas y los objetos de valor, para otras, el hecho de que los objetos estén en la casa les basta para incluirlos en la cobertura, hay aseguradoras que te exigen que los objetos se encuentren en una caja fuerte que posea características específicas. 

Además la mayoría de aseguradoras establecen un límite de capital para cubrir los objetos de valor y las joyas, por lo que no es suficiente incorporar el valor de los objetos al declarar la póliza.

Contratar seguros específicos

Existe la opción de contratar un seguro para cada objeto de valor, lo que ofrece la ventaja protegerlo de forma integral y precisa, en vista de que reúne todas las particularidades y detalles del objeto. Un escenario diferente a si lo incluyes en la póliza de vivienda.

Por lo general, las pólizas de hogar cubren hasta un límite los enseres que no has declarado específicamente, pero en el caso de que la joya, obra de arte o artículo en cuestión supere ese importe no recuperarás la totalidad de su costo. Además, si agregas un objeto de valor en tu póliza de hogar influirá en un aumento considerable de la prima.

Por este motivo, muchas veces sugieren comprar un seguro específico.

En lo que se refiere a las joyas, es posible que no todas tus joyas necesiten ser incluidas en la póliza específica, por lo que el primer paso debe ser que un profesional determine su valor real. Algunas aseguradoras establecen que si tus joyas no valen más del 10% de todo el contenido que tienes asegurado, no necesitas declararlas en tu seguro del hogar o contratar un seguro adicional.

Dado el caso de que si tengan un valor superior, también tienes la opción de contratar una garantía adicional de joyas dentro de tu seguro de hogar para que, en caso de robo, estén totalmente cubiertas. O si definitivamente te inclinas por un seguro específico, dependiendo de la aseguradora, te cubrirá el total o un límite prefijado.

Es decir, con este tipo de pólizas puedes cubrir el valor real de tus relojes, pulseras, anillos , u otras joyas de alto valor, pero su contratación tiene una prima superior porque la compañía valora independientemente cada artículo y fija el precio de acuerdo a dicha estimación.

Recuerda declarar el valor de las joyas que tienes dentro y fuera de la caja fuerte, tomando en cuenta de que muchas aseguradoras suelen distinguir entre ambas situaciones, ampliando bastante el capital aceptado cuando están resguardadas en una caja fuerte.

Con respecto a las obras de arte, al igual que las joyas, pueden ser incluidas en una póliza de hogar, pero deberán ser declaradas de manera específica en la firma del contrato para que quede reflejado en las condiciones del mismo. 

Si decides contratar la cobertura para protegerlas dentro del seguro de tu vivienda, estarán cubiertas en caso de robo o incendio, por ejemplo, pero debes estar atento porque algunas aseguradoras excluyen los daños ocasionados por agua o electricidad.

También puedes adquirir una póliza específica para tu colección de arte, un cuadro en particular, una escultura o un tapiz de alto valor, que ofrezca una cobertura más amplia y especializada, que abarque más allá del robo o desaparición por incendio. Se encuentran algunas que también consideran situaciones como: daños materiales que pueda sufrir la obra de manera involuntaria, protección durante su transporte y garantías opcionales como pérdida de valor o incremento de la suma asegurada por fallecimiento del artista.

Existe la opción de un seguro de coleccionista, que cubre colecciones de otros objetos de valor como coches de época u objetos de diseño, entre otros.

No sólo las joyas u obras de arte son consideradas objetos de valor y es posible que en tu vivienda tengas otros objetos de valor que deseas proteger con un seguro, como instrumentos musicales, colecciones (sellos, monedas, etc.), abrigos de piel, cuberterías, jarrones u otros elementos decorativos, que también puedes amparar con tu seguro de hogar si tienes contratada la cobertura de contenido. Lógicamente, al igual que en los otros casos, su protección depende del valor que tengan. En el caso de que el valor unitario supere el límite impuesto por la aseguradora, deberás incluirlo como objeto de valor de manera específica o bien contratar una póliza concreta que lo proteja.

Valoración y ubicación de los objetos

Se habla sobre la importancia de tasar los objetos de valor a fin de lograr un equilibrio entre el monto de la cobertura y la prima que se pagará, entre otras cosas. Sin embargo, la valoración de algunos de estos objetos en los mercados puede resultar algo compleja y, además, existe el riesgo de añadir al valor propio de estos objetos el valor sentimental de su propietario que, evidentemente, no se aseguran.

A fin de evitar confusiones que podrían afectar la tasación del objeto, lo más conveniente es solicitar la certificación de un experto al momento de la contratación del seguro, sobre todo para las joyas u objetos considerados de valor.

Con relación a la localización de los objetos de valor dentro de la vivienda, algunas aseguradoras pueden asumir importes más altos en las pólizas si los mismos están resguardados en una caja fuerte

En tal sentido, señalan ciertas características que deben tener estas cajas para considerarse apropiadas para los efectos del seguro, como por ejemplo que debe ser una caja de más de 100 kilos de peso o empotrada, que sea resistente al fuego y a la intrusión, que disponga de cerradura y combinación: dos cerraduras o dos combinaciones.

Las empresas aseguradoras recomiendan además ser disciplinados con el almacenamiento de los objetos que deben ubicarse en la caja (cuando no estén en uso) y el cierre de la misma con el aprovechamiento adecuado de los mecanismos que posee. Asimismo, usar constantemente las medidas de seguridad declaradas en la póliza como la conexión de alarmas en ausencia de los propietarios del inmueble.

Como ya hemos visto, el universo de las pólizas de seguro es amplio y ofrece distintas posibilidades pero todo depende de la empresa y de las cláusulas de sus contratos, que se recomienda sean leídos por completo para tener conocimiento de las bondades de la póliza que están adquiriendo.

Asegurar tu vida, vivienda, vehículo, negocio, salud y hasta los objetos de valor se trata de resguardar aquellos aspectos de tu día a día que te interesan, les tienes alta estima y merecen ser asegurados.

Al comprar un seguro es importante que conozcas todo lo que te ofrece, sus beneficios, coberturas y limitaciones, de esta forma podrás usar tu póliza de forma eficiente.

Visita nuesta página Web: https://www.acasioinsurance.com/ O escríbenos por E-Mail: acasioinsurance@gmail.com 

También puedes seguirnos por Instagram: https://www.instagram.com/acasioinsurance

Categorías
Seguro

Las pólizas de seguro más extrañas que desconocías hasta hoy

Se sabe que existen coberturas básicas dentro del mundo de los seguros: automóviles, hogar, vida y salud. Dentro de estas pólizas se pueden negociar la cobertura de joyas, obras de arte, objetos de lujo y demás elementos que consideramos necesitan ser protegidos por un seguro.

Pero existen situaciones que algunos seguros cubren y de las que los tomadores no se enteran muchas veces porque no revisan con detenimiento las cláusulas de sus pólizas. Por eso, cuando te dicen que siempre debes leer las letras pequeñas de un contrato, ¡hazlo! Sobre todo porque podrías recibir beneficios adicionales que ni siquiera sabías que existían.

Ya sea como parte de una póliza general, como la de hogar, o como una prestación adicional de la empresa, todo depende del tipo de contrato y de los costos que representan, algunos seguros cubren cosas como:

Servicio de cerrajería: si al llegar a casa e intentar abrir la puerta se te rompe la llave dentro de la cerradura, la compañía de seguros te puede enviar un técnico cerrajero que te ayudará a solucionar, muchas veces no representa un costo adicional dentro de la póliza.

Travesuras de niños y niñas: si tus hijos, de forma accidental, rompen algún objeto de costo estimable dentro de un establecimiento comercial (por ejemplo: unos lentes o gafas costosas), puedes hacer uso de una indemnización conocida como responsabilidad familiar, que permite hacerse cargo de daños causados a terceros por cualquier miembro de la familia que esté cubierto por la póliza. Este apartado también puede incluir al personal de apoyo doméstico o a las mascotas.

Robo fuera de casa: se entiende como una extensión de la cobertura de robo en el hogar, en vista de que cubre bienes que son de nuestra propiedad pero que, en ese momento, los llevamos con nosotros, por ejemplo: el bolso o cartera, celular, reloj, tabletas, dinero, etc. Cada empresa establece las condiciones para realizar este pago, evalúan si hubo violencia o intimidación, las cantidades sustraídas, entre otros elementos.

Para este tipo de prestación la cobertura está circunscrita a un valor limitado o cantidad máxima y por lo general requiere que se realice la denuncia ante las autoridades pertinentes en la que figuren los detalles del hecho.

Reparaciones en el hogar y trabajos manuales: armar un mueble con muchas piezas, configurar equipos electrónicos, colocar apliques para baños, sustituir piezas de plomería, entre otras, parecen situaciones en las que no necesitas la asistencia de tu póliza de seguro, pero existen empresas que ofrecen estos servicios sin costo adicional. En el caso de asistencia técnica, algunos limitan la cantidad de horas del personal que asiste la solicitud de mano de obra. 

Algunas empresas ofrecen este servicio las 24 horas del día, todos los días del año, considerando que las eventualidades dentro del hogar no tienen horas específicas.

Esparcimiento y consumo de bebidas alcohólicas: dado el caso de que durante actividades de recreación y diversión, el asegurado llegase a ingerir una cantidad de bebidas alcohólicas que excedan los límites establecidos por la Ley o que pudiesen afectar sus capacidades para conducir o también si se siente indispuesto, existen aseguradoras que ofrecen el servicio denominado “conductor asignado” e incluso una grúa para trasladar tu vehículo. 

En estos casos se establecen condiciones en cuanto a la distancia del sitio donde se encuentren, el estado físico del solicitante, edad y hora del servicio. Algunas empresas garantizan el traslado en taxi para los acompañantes.

Apoyo para mujeres embarazadas: esta cobertura está destinada a prestar asistencia a mujeres embarazadas que no están en condiciones para conducir, por lo que se les ofrece un servicio de taxi que puede llevarlas al centro de salud más cercano a su casa y luego garantizan el retorno a su vivienda.

Servicios informáticos: en este caso ofrecen cobertura para servicios como borrado de huellas digitales e información confidencial en la red, instalación del antivirus en tu computadora, activación de herramientas de control parental en Internet, reconfiguración de una computadora, pérdida de datos, instalación de un sistema operativo, formateo de equipos, etc. Esto varía de acuerdo a la empresa. 

Protección ante violencia digital: a medida que avanza el mundo de las redes sociales, cada vez más menores de edad tienen acceso a estas (que debería ser supervisado por padres o representantes), en tal sentido, se han hecho recurrentes los casos de acoso a través del celular o la computadora. En estos casos, la aseguradora emite una certificación de veracidad que puede ser utilizada con fines judiciales al momento de realizar la denuncia. También pueden proveer asistencia psicológica y los ya mencionados servicios en el área de informática.

Accidentes con una pelota de golf: existen seguros cuya póliza te ampara si recibes un golpe con una pelota de golf o eres tú quien golpea a otra persona con la pelota, en caso de que se produzca una lesión que requiere asistencia médica. En algunas pólizas esta cobertura se extiende a otros deportes.

Daños ocasionados por tu mascota: en otro post hablamos sobre la póliza de seguro para mascotas, producto que cada vez más es contratado por familias que desean darle el mejor de los cuidados a sus animales domésticos. Pero también es posible contratar dentro de la póliza una cobertura que permita una indemnización si tu mascota llegara a morder a un transeúnte u ocasionar un desperfecto en un espacio fuera del hogar.

Asimismo ofrecen cobertura cuando tu mascota causa lesiones a terceros dentro de tu casa, daña muebles u objetos de valor.

Alimentos descompuestos en el refrigerador: durante apagones o fallas de voltaje, uno de los primeros electrodomésticos que se averían son los refrigeradores, lo que puede causar que los alimentos allí almacenados se dañen y las pérdidas pueden ser considerables, sobre todo si se trata de familias numerosas. Es por esto que algunos seguros ofrecen cobertura para indemnizar las consecuencias de tales eventos. Lógicamente, aplican condiciones y existen topes en cuanto los montos cubiertos.

Gastos de mudanzas y depósitos para muebles: en caso de que tu vivienda requiera reparaciones que no te permitan permanecer en ese espacio y debes trasladarte temporalmente a otra, algunas aseguradoras cubren los gastos de la mudanza, custodia de tus enseres y hasta pueden pagar un depósito para almacenar los muebles que no puedas llevar contigo.

Estas cláusulas también pueden cubrir estancias temporales en hoteles, costos por alimentación y manutención durante los días que se realicen los arreglos de tu vivienda principal.

Las más extrañas

Si alguna de las anteriores te parecen extrañas (o quizás las conocías) aquí te mostramos algunas de las pólizas más singulares:

Seguros para bodas o cambio sentimental, seguros para drones, seguros para partes del cuerpo (sonrisas, piernas, manos, lengua, etc.), seguros para el amor o en  caso de enamoramiento inesperado, seguros para fenómenos naturales y seguro de vida para la muerte de risa o miedo.

En el área de seguros de vida se han emitido pólizas para eventos como: invasión extraterrestre, apocalipsis zombie, fenómenos paranormales, hechizos o maldiciones, abducciones, embarazos de extraterrestres, conflicto interplanetario y enfrentamientos con fantasmas.

Se trata de pólizas muy específicas y que se negocian de acuerdo a necesidades particulares o para actividades temporales, pero no por eso dejan de ser extrañas.

Posiblemente existen otras

Es posible que existan otras coberturas que no fueron contempladas en este post, por tanto la recomendación siempre es revisar detalladamente las cláusulas de tu póliza de seguros, eso te permitirá aprovechar la cobertura y protección que te ofrece la empresa y que a veces ignoras.

Por supuesto que esto varía según la aseguradora con la que trabajes y quizás la mayoría no ofrezcan coberturas tan detalladas y prefieren inclinarse por lo más habitual o recurrente.

De todas formas, no está demás que preguntes siempre por los servicios adicionales y revises costos y conveniencias.
Visita nuesta página Web: https://www.acasioinsurance.com/ O escríbenos por E-Mail: acasioinsurance@gmail.com  También puedes seguirnos por Instagram: https://www.instagram.com/acasioinsurance

Categorías
Seguro

Lo que no sabes sobre las pólizas de seguro para mascotas

Pensarás que un seguro para tu mascota es un gasto innecesario porque no siempre lo usa o se enferma poco, la realidad es que asegurar a tu mascota es un acto de responsabilidad y amor con nuestros amigos peludos.

Considerando que las mascotas también se enferman, sufren accidentes, precisan chequeos veterinarios y, en determinados casos, causan daños materiales o personales a terceros, parece bastante lógico contar con una póliza de seguros que sirva de apoyo en estos casos.  

También se cuentan situaciones como la muerte inesperada del animal y los gastos de exequias, asimismo hechos imprevistos como la hospitalización del propietario o un viaje, en los que las mascotas requieren ser alojadas en residencias temporales.

Por estos motivos ya resulta común que las familias contraten una póliza de seguro para animales domésticos

En otros momentos de la vida familiar, en la que es común tener una mascota, esto no era habitual, actualmente muchas empresas aseguradoras ofrecen este tipo de coberturas.

Fue en el Reino Unido donde inicialmente escaló esta tendencia, por lo que se convirtió en uno de los primeros países en desarrollar una amplia experiencia en el mercado de seguros para mascotas. Luego llega a Estados Unidos, lugar en el que ha adquirido un crecimiento bastante llamativo y sostenido en los últimos años.

Invertir en la contratación de un seguro para nuestras mascotas trasciende la esfera del lujo y el capricho para convertirse en una necesidad, que además incide en la mejora evidente de las rutinas asociadas al control de vacunas, chequeo general y monitoreo de la salud de animales domésticos.

El temor ante los costos y coberturas

Muchas veces el cliente duda al momento de adquirir una póliza de seguros para una mascota porque desconoce cómo funcionan las coberturas y cuáles son las áreas que realmente abarcan. Lo cierto es que en el mercado existen opciones variadas y completas que ofrecen tranquilidad y confianza a los dueños de las mascotas, puesto que engloban desde situaciones frecuentes hasta enfermedades, intervenciones médicas más graves o tratamientos complejos.

Y aunque pudiera pensarse que este tipo de pólizas son un gasto no justificado, tomando en cuenta los costos de los servicios veterinarios que suelen ser elevados en la mayoría de los países, adquirir un seguro para nuestras mascotas permite ahorrar dinero, en vista de que las áreas de cobertura están definidas, te ofrecen opciones en cuanto centros de atención y tienes acceso a un informe de gastos detallados, caso contrario a lo que sucedería si al momento de una emergencia acudes a cualquier clínica sin tener la menor idea de los precios y servicios.

Es así como las mascotas pasan de ser un animal con quien se comparte el día a día en el hogar a poseer un carnet emitido por su seguro en el que se incluyen sus datos y fotografía, por lo que el cliente migra de la duda sobre la utilidad del seguro a la decisión sobre la póliza que le garantice mayores beneficios.

Otro punto relevante que debes considerar cuando vas a contratar la póliza para tu mascota es el tipo de coberturas que ofrece. A saber, estas son las más recomendadas:

Asistencia telefónica las 24 horas y durante todo el año.

Responsabilidad civil: para costear posibles daños que tu mascota pueda ocasionar a terceros.

Atención veterinaria: para exámenes de laboratorio, atención médica a domicilio, cirugías, control de vacunas, consultas de rutina y de emergencia, hospitalización.

Servicio de búsqueda: dado el caso de que la mascota se extravíe y se necesita apoyo para encontrarla.

Reembolso de gastos médicos: este es uno de los elementos más importantes al momento de elegir una póliza. Considerando que los seguros por lo general ofrecen a sus clientes una lista de clínicas o centros de atención a los que pueden asistir, si se da el caso de que no puedan utilizar algunos de estos sitios y acuden a veterinarios particulares, deben contar con la posibilidad de que le sean reembolsados los gastos, por eso se recomienda una cobertura que incluya este servicio.

– Indemnización en caso de fallecimiento de la mascota: para tal efecto se considera fundamentalmente la edad, raza y estado de salud del animal, por el que la aseguradora paga una indemnización al propietario.

Los animales domésticos han pasado de ser una mascota para tener en casa a considerarse miembros de la familia, inclusive algunos perros son reconocidos como animales para apoyo emocional y compañía de abuelos, abuelas, niños, niñas o personas que padecen alguna discapacidad. Teniendo en cuenta estos elementos, la tendencia a contratar pólizas de seguro para estos animales irá en aumento y posee total coherencia evaluar la compra de alguna que se ajuste a las necesidades de cada familia.
Página Web: https://www.acasioinsurance.com/ E-Mail: acasioinsurance@gmail.com  Instagram: https://www.instagram.com/acasioinsurance

Categorías
Seguro

La importancia de conocer los seguros complementarios

Los seguros complementarios permiten obtener directamente beneficios de dinero en efectivo para ayudar a cubrir gastos de desembolso que no se cubren con el seguro médico, como deducibles, pagos de hipoteca, guardería, servicios públicos y mucho más.

Se trata de una póliza que establece beneficios adicionales a aquellos que recibes con las pólizas principales y básicas. Por ejemplo, es posible que tu seguro primario de salud cubra sólo una parte de los gastos totales, en este sentido podrías necesitar ayuda en caso de enfermedad o lesión, esta es una razón viable para contratar un seguro complementario de salud.

Algunos tipos de seguro médico complementario se pueden usar también para pagar por los alimentos, los medicamentos, el transporte y otros gastos relacionados con enfermedades o traumatismos. Existen pólizas que cubren al asegurado y al grupo familiar que tenga como carga.

El seguro complementario muchas veces es más económico de lo que podrías pensar, ya que por una prima mensual menor a otros gastos más triviales algunas pólizas resultan convenientes.

Asimismo puede garantizar un nivel adicional de seguridad y tranquilidad para tu familia cuando los daños legales y a la propiedad superan la cobertura de sus pólizas de vivienda y automóvil. Algunos se extienden a situaciones especiales como mascotas, litigios y viajes al exterior.

Los seguros complementarios pueden ser utilizados también en caso de discapacidad, accidente, enfermedad y vida. Lo recomendable al momento de negociar una póliza de este tipo es entender claramente lo que ofrecen para que así puedas tomar las decisiones correctas sobre su cobertura.

Dentro de sus beneficios destaca que algunos de estos seguros no están vinculados con tu trabajo o empleador actual, por lo que si rompes la relación laboral no corres riesgo de perder el seguro. 

También se considera una forma de proteger tus finanzas, en vista que si tu póliza básica no cubre todos tus requerimientos no deberás hacer uso de planes de ahorro o demás recursos al contar con la posibilidad de un seguro complementario.

Otras formas de seguros complementarios

Están representados por los seguros para atención oftalmológica y dental. Tomando en cuenta que algunas pólizas de seguros convencionales no ofrecen cobertura para estas dos áreas.

Afortunadamente, existe la posibilidad de ahorrar dinero al contratar seguros que combinen ambas necesidades médicas. De esta forma, las familias evitan costos inesperados en dos áreas en las que muchos eventos suelen ser inesperados: el cuidado de la vista y la salud dental.

Las ventajas de estos seguros dependen de la oferta de cada empresa y los niveles de cobertura, que van desde los más básicos hasta los más completos.

Esta versión de un seguro complementario también está pensada para proteger la vida financiera de los usuarios, proporcionarle tranquilidad y evitar que deban endeudarse para cubrir gastos que pueden ser cubiertos por una póliza de seguros.

Categorías
Seguro

Seguros Públicos: Lo Que Debes Saber


Es muy probable que en algún momento te hayas encontrado con información general sobre
los seguros públicos debido a la importancia y popularidad de éstos, o puede que ya tengas un
seguro público contratado. Algo de gran relevancia cuando hablamos de nuestra salud y
bienestar general, es manejar los conocimientos con mayor detalle para tomar las mejores
decisiones; a continuación vamos a ahondar en el tema, presentando características de los
seguros públicos que tal vez no conocías.
Primero vamos a partir del concepto de un seguro público: es un tipo de seguro que se
encuentra gestionado por el Estado. Además, es denominado seguro social, sistema público
de previsión social, o seguridad social. En otras palabras, la seguridad social es un sistema
creado por el Estado con el fin de mantener el bienestar y aumentar la protección de sus
ciudadanos. Se encuentra comprendido por una serie de medidas preventivas que llevan a
cabo un conjunto de organismos oficiales; buscan cubrir lo que se denominan las contingencias
que pueden afectar a los trabajadores del país correspondiente, y a las personas que
dependan de ellas.
En cuanto a las coberturas que ofrece la seguridad social, son muy amplias. Por ejemplo, la
asistencia sanitaria para casos de enfermedad o accidente, además de las diferentes
prestaciones económicas ofrecidas por el desempleo, la incapacidad laboral, o vejez.
Los elementos que intervienen en el manejo de un seguro social son:

  • El tomador del seguro es, de forma conjunta, el asegurado y el empresario en las
    prestaciones contributivas. En el caso de las no contributivas, el propio Estado.
  • El trabajador es el asegurado.
  • El beneficiario y las personas del que él dependan en el caso de prestaciones
    contributivas y el resto de ciudadanos no cubiertos en el caso de prestaciones no
    contributivas.
  • El Estado es el asegurador (o entidades privadas colaboradoras).
    El Estado realiza la administración y gestión del seguro público, a través de una serie de
    organismos públicos, las denominadas entidades gestoras, que realizan tres tipos de
    gestiones:
  • Gestión Principal: En esta se distingue el régimen general (gestionado por el Instituto
    Nacional de Seguridad Social) y los distintos regímenes especiales.
  • Gestión Auxiliar: La lleva a cabo la Tesorería General de la Seguridad Social, cuyas
    funciones son la centralización de las operaciones económicas de la Seguridad Social y
    la inscripción y afiliación de trabajadores.
  • Gestión Colaboradora: Cuyo fin es colaborar en ofrecer determinadas prestaciones
    garantizadas por el régimen general, la realizan fundamentalmente las mutuas de
    accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Los seguros públicos, como los privados, tienen rasgos comunes. Por ejemplo, la existencia de
un riesgo, las prestaciones recibidas, y el pago de las primas (éstas son las denominadas
“cotizaciones” que pagan los trabajadores y empresas, se diferencian de las de la Seguridad
Social, de desempleo, de formación profesional y las del Fondo de Garantía Salarial). No
obstante, el los seguros públicos poseen características que los hacen diferentes, siendo:

  • No son seguros propiamente dichos, pues son sistemas de previsión social y
    satisfacen necesidades de seguridad económicas ante los denominados riesgos
    sociales o riesgos inherentes de la vida social.
  • Los sistemas de Seguridad Social son de carácter universal. Esto quiere decir, que
    cubren la población de un país. Por lo que, si estos estaban inicialmente dirigidos hacia
    las personas que desarrollan una actividad laboral, hoy en día la SS protege a cada uno
    de los ciudadanos. Por consecuencia, las prestaciones en muchos casos se reciben sin
    necesidad de realizar una contribución al sistema: se denominan prestaciones no
    contributivas. A diferencia de los seguros privados, en los que las primas son el
    requisito fundamental para poder realizar la cobertura, en la seguridad social también se
    le ofrece cobertura a las personas que no pagan ningún tipo de prima ni realizan
    aportaciones. En este caso, los individuos que no realizan ninguna actividad laboral, se
    ven protegidos por las prestaciones no contributivas, pues les proporcionan servicios
    básicos e ingresos mínimos de subsistencia.
    Riesgos Cubiertos Por Los Seguros Públicos
    En el caso de los seguros públicos, los riesgos a cubrir se denominan riesgos sociales y
    poseen la particularidad de ser muy amplios. Por lo mismo, para poder delimitarlos se tienen
    que tomar en cuenta una serie de variables:
  • Principios políticos del Estado y la situación económica del país. En el caso de los
    primeros, cuanto más se apuesta por el carácter social del Estado, mayor nivel de
    protección se perseguirá para sus ciudadanos. En cuanto a la situación económica,
    mientras más desarrollo tenga, mayor será la protección para la población.
  • Deben ser homogéneos los riesgos sociales a cubrir. De otro modo, los sistemas de
    previsión social no podrán ofrecer protección con un mínimo de eficiencia.
  • La delimitación de los riesgos debe ser dinámica. A medida que la situación de un
    país vaya mejorando, puede ampliarse progresivamente el sistema público de
    prevención social.

Al atender dichas variables, los riesgos cubiertos por el seguro público se clasifican en:

  • Riesgos cubiertos por Seguridad Social:
  1. Enfermedad. La SS ofrece los servicios médicos y farmacéuticos para
    restablecer y conservar la salud de los beneficiarios.
  2. Incapacidad laboral. Indemnización económica para aquellos beneficiarios que
    por motivos de accidente o enfermedad no puedan realizar su actividad laboral.
  3. Invalidez. Además, indemnizará a los trabajadores que una vez finalizada su
    situación de incapacidad laboral ven reducida o anulada su capacidad laboral.
  4. Jubilación. Indemniza a los trabajadores que cesan de realizar una actividad
    laboral por edad y por lo mismo dejan de obtener ingresos.
  5. Fallecimiento. Estas son indemnizaciones que tienen como beneficiarios a los
    familiares cuando se produce la muerte del trabajador.
  6. Protección de la Familia. Son indemnizaciones destinadas a cubrir la
    necesidad económica derivada de las cargas familiares por la dependencia
    económica del trabajador.
  • Riesgos Cubiertos por el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA):
    ● Impago de retribuciones por parte de los empresarios. Esta entidad
    indemniza a los trabajadores cuya empresa contratante no les remunera.
  • Riesgos Cubiertos por los Servicios de Empleo:
    ● Desempleo. Estos se encargan de la indemnización de aquellos trabajadores
    que aún pudiendo y queriendo trabajar, pierden su trabajo.
  • Otros Riesgos:
    ● Formación Profesional. Proporciona formación a los trabajadores para su
    reciclaje profesional.
    ● Servicios Sociales. Proporciona prestaciones diversas a personas sin recursos.

Si buscas asesorarte con los mejores profesionales en el tema, contacta a nuestros
agentes en Acasio Insurance para ayudarte a elegir el tipo de póliza que mejor se
adapte a ti – ¡Chequea nuestra página y contáctanos hoy!