Categorías
Seguro

Seguros Públicos: Lo Que Debes Saber


Es muy probable que en algún momento te hayas encontrado con información general sobre
los seguros públicos debido a la importancia y popularidad de éstos, o puede que ya tengas un
seguro público contratado. Algo de gran relevancia cuando hablamos de nuestra salud y
bienestar general, es manejar los conocimientos con mayor detalle para tomar las mejores
decisiones; a continuación vamos a ahondar en el tema, presentando características de los
seguros públicos que tal vez no conocías.
Primero vamos a partir del concepto de un seguro público: es un tipo de seguro que se
encuentra gestionado por el Estado. Además, es denominado seguro social, sistema público
de previsión social, o seguridad social. En otras palabras, la seguridad social es un sistema
creado por el Estado con el fin de mantener el bienestar y aumentar la protección de sus
ciudadanos. Se encuentra comprendido por una serie de medidas preventivas que llevan a
cabo un conjunto de organismos oficiales; buscan cubrir lo que se denominan las contingencias
que pueden afectar a los trabajadores del país correspondiente, y a las personas que
dependan de ellas.
En cuanto a las coberturas que ofrece la seguridad social, son muy amplias. Por ejemplo, la
asistencia sanitaria para casos de enfermedad o accidente, además de las diferentes
prestaciones económicas ofrecidas por el desempleo, la incapacidad laboral, o vejez.
Los elementos que intervienen en el manejo de un seguro social son:

  • El tomador del seguro es, de forma conjunta, el asegurado y el empresario en las
    prestaciones contributivas. En el caso de las no contributivas, el propio Estado.
  • El trabajador es el asegurado.
  • El beneficiario y las personas del que él dependan en el caso de prestaciones
    contributivas y el resto de ciudadanos no cubiertos en el caso de prestaciones no
    contributivas.
  • El Estado es el asegurador (o entidades privadas colaboradoras).
    El Estado realiza la administración y gestión del seguro público, a través de una serie de
    organismos públicos, las denominadas entidades gestoras, que realizan tres tipos de
    gestiones:
  • Gestión Principal: En esta se distingue el régimen general (gestionado por el Instituto
    Nacional de Seguridad Social) y los distintos regímenes especiales.
  • Gestión Auxiliar: La lleva a cabo la Tesorería General de la Seguridad Social, cuyas
    funciones son la centralización de las operaciones económicas de la Seguridad Social y
    la inscripción y afiliación de trabajadores.
  • Gestión Colaboradora: Cuyo fin es colaborar en ofrecer determinadas prestaciones
    garantizadas por el régimen general, la realizan fundamentalmente las mutuas de
    accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Los seguros públicos, como los privados, tienen rasgos comunes. Por ejemplo, la existencia de
un riesgo, las prestaciones recibidas, y el pago de las primas (éstas son las denominadas
“cotizaciones” que pagan los trabajadores y empresas, se diferencian de las de la Seguridad
Social, de desempleo, de formación profesional y las del Fondo de Garantía Salarial). No
obstante, el los seguros públicos poseen características que los hacen diferentes, siendo:

  • No son seguros propiamente dichos, pues son sistemas de previsión social y
    satisfacen necesidades de seguridad económicas ante los denominados riesgos
    sociales o riesgos inherentes de la vida social.
  • Los sistemas de Seguridad Social son de carácter universal. Esto quiere decir, que
    cubren la población de un país. Por lo que, si estos estaban inicialmente dirigidos hacia
    las personas que desarrollan una actividad laboral, hoy en día la SS protege a cada uno
    de los ciudadanos. Por consecuencia, las prestaciones en muchos casos se reciben sin
    necesidad de realizar una contribución al sistema: se denominan prestaciones no
    contributivas. A diferencia de los seguros privados, en los que las primas son el
    requisito fundamental para poder realizar la cobertura, en la seguridad social también se
    le ofrece cobertura a las personas que no pagan ningún tipo de prima ni realizan
    aportaciones. En este caso, los individuos que no realizan ninguna actividad laboral, se
    ven protegidos por las prestaciones no contributivas, pues les proporcionan servicios
    básicos e ingresos mínimos de subsistencia.
    Riesgos Cubiertos Por Los Seguros Públicos
    En el caso de los seguros públicos, los riesgos a cubrir se denominan riesgos sociales y
    poseen la particularidad de ser muy amplios. Por lo mismo, para poder delimitarlos se tienen
    que tomar en cuenta una serie de variables:
  • Principios políticos del Estado y la situación económica del país. En el caso de los
    primeros, cuanto más se apuesta por el carácter social del Estado, mayor nivel de
    protección se perseguirá para sus ciudadanos. En cuanto a la situación económica,
    mientras más desarrollo tenga, mayor será la protección para la población.
  • Deben ser homogéneos los riesgos sociales a cubrir. De otro modo, los sistemas de
    previsión social no podrán ofrecer protección con un mínimo de eficiencia.
  • La delimitación de los riesgos debe ser dinámica. A medida que la situación de un
    país vaya mejorando, puede ampliarse progresivamente el sistema público de
    prevención social.

Al atender dichas variables, los riesgos cubiertos por el seguro público se clasifican en:

  • Riesgos cubiertos por Seguridad Social:
  1. Enfermedad. La SS ofrece los servicios médicos y farmacéuticos para
    restablecer y conservar la salud de los beneficiarios.
  2. Incapacidad laboral. Indemnización económica para aquellos beneficiarios que
    por motivos de accidente o enfermedad no puedan realizar su actividad laboral.
  3. Invalidez. Además, indemnizará a los trabajadores que una vez finalizada su
    situación de incapacidad laboral ven reducida o anulada su capacidad laboral.
  4. Jubilación. Indemniza a los trabajadores que cesan de realizar una actividad
    laboral por edad y por lo mismo dejan de obtener ingresos.
  5. Fallecimiento. Estas son indemnizaciones que tienen como beneficiarios a los
    familiares cuando se produce la muerte del trabajador.
  6. Protección de la Familia. Son indemnizaciones destinadas a cubrir la
    necesidad económica derivada de las cargas familiares por la dependencia
    económica del trabajador.
  • Riesgos Cubiertos por el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA):
    ● Impago de retribuciones por parte de los empresarios. Esta entidad
    indemniza a los trabajadores cuya empresa contratante no les remunera.
  • Riesgos Cubiertos por los Servicios de Empleo:
    ● Desempleo. Estos se encargan de la indemnización de aquellos trabajadores
    que aún pudiendo y queriendo trabajar, pierden su trabajo.
  • Otros Riesgos:
    ● Formación Profesional. Proporciona formación a los trabajadores para su
    reciclaje profesional.
    ● Servicios Sociales. Proporciona prestaciones diversas a personas sin recursos.

Si buscas asesorarte con los mejores profesionales en el tema, contacta a nuestros
agentes en Acasio Insurance para ayudarte a elegir el tipo de póliza que mejor se
adapte a ti – ¡Chequea nuestra página y contáctanos hoy!